FUNDEIH, ejecuta en varios municipios, aldeas, caseríos de los departamentos de Francisco Morazán, Santa Bárbara, El Paraíso, Choluteca, Comayagua, Copán, Ocotepeque, Intibucá, Cortés, La Paz, Valle, Atlántida, Colon, Yoro, Olancho y en Lempira, donde los ingresos de los habitantes de estas colonias marginales son muy bajos.

La letrina “es un sistema apropiado e higiénico, donde se hacen las necesidades fisiológicas, con una duración temporal; así mismo, es un método simple de disposición de excretas, en donde al confinar y tratar las excretas, reducen la posibilidad de contaminación de fuentes de agua, suelo y riesgo, así como de transmitir enfermedades gastrointestinales causadas por parásitos y microorganismos patógenos a la población.

Por la facilidad, rapidez y el bajo costo de instalación de una letrina de un solo pozo hacen que este procedimiento sea interesante para poblaciones que viven en zona rural, lugares con espacio mínimo disponible o zonas pobres, secas o suburbanas, no equipadas con sistemas de tratamiento colectivo y que hasta ahora tenían que hacer sus necesidades al aire.